Para esta excursión iremos directamente a Sieste con el coche y lo aparcaremos en la Plaza de la Iglesia, por ejemplo. 

Si empezamos desde Sieste, comenzamos la andadura atravesando el arco que se encuentra en la salida del pueblo, pasada la Iglesia, en dirección a La Valle.

Nada más acceder a la bifurcación existente para descender por el viejo sendero, por el lateral de Casa La Era, nos dirigimos hacia el cementerio y en llegando a él, se adivina un sendero que asciende por el lado derecho del tozal homónimo. El espacio está emboscado y se hace precisa una pequeña dosis de espíritu aventurero, puesto que todavía no se ha procedido a la limpieza de la senda por este lado.

Esta senda era el camino tradicional de los vecinos de Sieste para subir a la ermita cada 22 de Julio, día en el que se bendecían términos y se repartía la caridad, a la vez que se subastan las mejores palmas que, con motivo de la fiesta, se realizaban con calas verdes.

El desnivel entre Sieste y el Tozal y Ermita de la Madalena es de 100 mts y el tiempo estimado entre da y vuelta es de 1 hora 30 minutos aproximadamente. Estos tiempos hay que considerar que se hacen teniendo en cuenta que el paso es lento ya que el recorrido invita a continuas paradas.

La Madalena es una ermita del Siglo XVII y se encuentra en ruinas, aunque todavía cabría la posibilidad de recuperarla. Otro camino para acceder es el que discurre por la cara sir del tozal y cuya recuperación se inició recientemente.

Este Sendero se toma igualmente en el mismo cementerio, pero por su lado Izquierdo.

Una parte importante de este recorrido discurre por el espacio público pero en un momento determinado, se debe de entrar en propiedad privada que debe servidumbre al paso, aprovechando la circunstancia de que el muro que circunda el espacio de la ermita, esta derruido. La servidumbre de paso es preciso recupérala para disfrutar de la excursión sin sorpresas desagradables.
 

Reservas On Line

Síguenos en Google+

Síguenos a Facebook